Nueva Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el caso «Diego Porras»

Nueva Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el caso "Diego Porras"

De nuevo a vueltas con el caso “De Diego Porras”. Nueva Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 21 de noviembre de 2018.

De nuevo a vueltas con el caso de «Diego Porras” y la cuestión de la adecuación a Derecho Comunitario de la falta de previsión indemnizatoria para los trabajadores interinos cuando esos ven extinguido su contrato de trabajo, como consecuencia de la reincorporación del sustituido con reserva del puesto de trabajo o por la cobertura del puesto de trabajo tras un proceso de selección.

La última hora la encontramos en una nueva Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de fecha 21 de noviembre de 2018 dictada a resultas de la cuestión prejudicial planteada por el Tribunal Supremo precisamente en el recurso de casación para unificación de doctrina al que ha llegado el caso “De Diego Porras”.

Nueva Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el caso "Diego Porras"

Una vez que el TJUE ya se había mostrado conforme con que las “circunstancias” objetivas que se vinculan a la extinción de un contrato de duración determinada, conocidas por las partes desde el momento de la celebración del contrato (en esencia, artículo 49.1,c) ET) no son las “causas” objetivas sobrevenidas, de crisis empresarial, que justifican la extinción del contrato ex artículos 52 y 53 ET, aquel había podido concluir que el Acuerdo Marco sobre el trabajo de duración determinada (Anexo Directiva 1999/70) no se opone a una normativa como la nacional que no prevé el abono de indemnización alguna a los contratos de duración determinada, como los de interinidad, mientras que sí se concede indemnización a los trabajadores fijos con motivo de la extinción de su contrato de trabajo por causas objetivas. (Sentencia TJUE de 5 de junio de 2018, Caso “Montero Mateos”, que se reitera de nuevo en la que ahora comentamos de 21 de noviembre de 2018).

Así, el TJUE, desde el análisis de la Cláusula 4 del Acuerdo Marco (relativa al “Principio de no discriminación”), ha reconocido que en el Derecho Español no opera ninguna diferencia de trato entre trabajadores con contrato de duración determinada y trabajadores fijos comparables, ya que el artículo 53. 1, b) ET establece el abono de una indemnización legal equivalente a veinte (20) días de salario por año de servicio en favor del trabajador, con independencia de la duración determinada o indefinida de su contrato de trabajo.

Nueva Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el caso "Diego Porras"

La novedad que nos ofrece ahora la reciente Sentencia TJUE de  21 de noviembre de 2018 surge como consecuencia de analizar, desde la Cláusula 5 del Acuerdo Marco (Cláusula “anti-abuso”), y comparar el distinto régimen indemnizatorio que prevé nuestro ordenamiento jurídico dentro de las modalidades de contratación temporal; y, analizando si el Acuerdo Marco se opone a una normativa nacional, como la controvertida en el litigio “Diego Porras”, según la cual el vencimiento del término por el que se celebró el contrato temporal de interinidad no genera derecho a indemnización alguna frente a la que sí hubiera tenido lugar si hubiera sido otra categoría de contrato temporal, el TJUE nos recuerda que “ello no resulta contrario a Derecho Comunitario siempre que el ordenamiento jurídico interno del Estado miembro de que se trate cuente con otra medida efectiva para sancionar los abusos (sentencia de 14 de septiembre de 2016, Martínez Andrés y Castrejana López, C‑184/15 y C‑197/15, EU:C:2016:680, apartado 48 y jurisprudencia citada)”.

Desde lo anterior, el TJUE declara que, aun cuando el Tribunal Supremo llegara a considerar que el importe de indemnización a la que se refiere el art. 49 1.c) ET constituye una medida destinada a evitar los abusos derivados de la utilización de sucesivos contratos o de relaciones laborales de duración determinada o una medida legal equivalente, en el sentido de la Cláusula 5 del Acuerdo Marco, el hecho de que la concesión de esta indemnización se reserve a los casos de finalización de los contratos de trabajo de duración determinada distintos de los contratos de interinidad sólo puede menoscabar el objetivo y el efecto útil del Acuerdo Marco si no existe, en Derecho español, ninguna otra medida efectiva para evitar y sancionar los abusos respecto de los trabajadores con contratos de interinidad, extremo que corresponde verificar al Tribunal nacional.

Nueva Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre el caso "Diego Porras"

Por lo tanto, el TJUE remite a nuestro Tribunal Supremo la comprobación de si, a falta de previsión indemnizatoria para la terminación del contrato de interinidad, existe en nuestro ordenamiento jurídico alguna otra medida que permita prevenir o sancionar el abuso en dicha contratación. Por lo tanto, si a resultas de este pronunciamiento del TJUE, el Tribunal Supremo llegara a concluir que, siendo la indemnización prevista en el artículo 49.1,c) ET – 12 días de salario por año de servicio – una medida efectiva para sancionar los abusos en la contratación temporal, podría llegar a reconocérsela también a los interinos al carecer de ella misma, así como de alternativas; todo ello sin descartar que, en base a la doctrina de la Sentencia de nuestro Alto Tribunal de 28 de marzo de 2017, llegara a reconocérseles la superior de 20 días a los interinos por vacante del sector público a los que se les termina calificando de indefinidos no fijos quienes de manera “inusualmente larga” vienen permaneciendo en esa situación.

Seguimos aun sin ver la luz en lo que se refiere a la solución de la indemnización para la terminación de los contratos temporales, especialmente en el caso de los interinos. Y tampoco parece que vayamos a verla en el corto plazo. Ciertamente, tras esta nueva sentencia del TJUE, esperamos ansiosos lo que vaya a resolver el Tribunal Supremo en el procedimiento de «Diego Porras” pero no debemos pasar por alto que aún quedan pendientes por resolver en el TJUE varias cuestiones prejudiciales, por lo que, no hay que descartar que sigamos con este despropósito de disparidad indemnizatoria.

 

Contenido elaborado por KPMG en colaboración con Grupo Norte

También te puede interesar...

Deja un comentario