10 Consejos para controlar los nervios ante una entrevista de trabajo

Calmar nervios ante una entrevista

¿Cómo controlo los nervios ante una entrevista de trabajo?

Las entrevistas en sí, constituyen un momento muy estresante. En apenas unos minutos nos estamos jugando una gran oportunidad ante una persona totalmente desconocida, que impone cierta autoridad, y que está constantemente evaluando todo lo que dices, haces o incluso cómo reaccionas ante ciertas preguntas. Por lo que, si has llegado hasta aquí es probable que sea porque esta situación te incomoda y quieras conocer técnicas que te ayuden a templar los nervios en tu próxima entrevista de trabajo.

Lo primero de todo ¡no te preocupes! ponerse nervioso es una situación de lo más normal porque, debido a la cantidad de currículum vitae que las empresas reciben, no es fácil ser uno de los seleccionados para tener un encuentro con el equipo de recursos humanos. Y cuando por fin conseguimos que nos llamen, la presión de querer causar buena impresión para resultar finalmente seleccionado, hace que nuestros nervios afloren y nos sintamos algo inseguros.

Los 10 consejos para templar los nervios en una entrevista de trabajo

Para evitar esta sensación de incomodidad, los sudores, el tartamudeo al hablar, etc, es muy importante aprender a tener los nervios bajo control para que éstos no te jueguen una mala pasada.

Por este motivo, desde el momento que agendes la entrevista, debes empezar a prepararte sobre cómo afrontar una entrevista de trabajo para minimizar tus nervios y así demostrar al entrevistador que eres capaz de manejar situaciones de estrés. Cuanto más tiempo le dediques, más confianza en ti mismo conseguirás.

Para ello, debes utilizar herramientas tan fundamentales como el autocontrol, la información y la preparación, y guiarte con los consejos que te ofrecemos a continuación:

Consejos para templar los nervios en una entrevista de trabajo

  • Duerme bien. No hay nada mejor que un buen descanso para cargar pilas y sentirse más relajado. Esto hará que tu mente se mantenga más despierta.
  • Se positivo: Un enfoque positivo te ayudará a templar los nervios mucho mejor.
  • Confía en ti mismo: Ten confianza en ti mismo, ¡y no te presiones tanto! Se consciente de que, si has conseguido llegar a la fase de entrevista personal, es porque tu perfil profesional realmente ha llamado la atención y creado cierto interés entre las personas encargadas de la selección.
  • No hagas de la entrevista un drama, cuando consigas minimizar la importancia de ese momento o “quitarle hierro al asunto”, el resultado será mucho más positivo.
  • Mantén la mente despejada y toma el control de tu palabras y comportamiento. Tienes que poner toda la carne en el asador, para demostrar lo que vales, es cierto, pero piensa también que no todo depende de ti…
  • Haz un análisis de tu perfil. Profundiza en tus debilidades, para trabajar en ellas y minimizarlas.
  • La información es poder. Así que empápate bien sobre todos los detalles de la empresa, el sector y el puesto que se oferta. Mantente bien informado sobre toda su actividad, tanto nacional, como internacional ya que podrían preguntarte sobre ello.
  • Piensa en las posibles preguntas que te pueden hacer. Prepara las respuestas –conservando la naturalidad- cualquier pregunta trampa o inesperada, puede tirar al traste en cualquier momento toda la calma y seguridad que has ido ganando o que has demostrado durante la entrevista.
  • No dejes espacio a la improvisación. Ensaya una posible entrevista, si es preciso, con algún conocido, practicas posturas frente al espejo o incluso grábate en vídeo mientras practicas para corregir comportamientos.

Los nervios no se van a disipar como por arte de magia, pero una buena preparación te ayudará a tomar el control de la situación, y mostrarás mucha más seguridad.

¡Suerte!

 

También te puede interesar...

Deja un comentario